Anatomía cardiaca

 

 

AURÍCULAS

 

 

    La aurícula derecha (AD) tiene forma alargada verticalmente, ubicada en el espacio un poco por delante de la aurícula izquierda y por detrás del ventrículo derecho. En la superficie interna de la aurícula derecha cabe destacar la presencia de los siguientes accidentes:

 

Orificio de desembocadura de la vena cava superior: en la parte más posterior de la cavidad.            

Comunicación con la orejuela derecha: por delante y un poco a la derecha del orificio de la cava superior.

Orificio de desembocadura de la vena cava inferior: en la parte posteroinferior de la aurícula.            

Válvula de la vena cava inferior: también conocido como válvula de Eustaquio, por delante del orificio de la vena cava inferior, es un pliegue endocárdico fibroso que se extiende hasta el tabique interauricular continuándose por el limbo de la fosa oval y por la cresta terminal en la región derecha. Es un vestigio embrionario, importante durante la circulación fetal.            

Orificio del seno coronario: a izquierda y por delante del orificio de la vena cava inferior.            

Válvula del seno coronario: también conocida como válvula de Thebesio, se dispone por delante del orificio del seno coronario a modo de repliegue endocárdico fibroso.

Orificio auriculoventricular derecho: se ubica en la pared anterior de la aurícula.            

Tubérculo intervenoso: engrosamiento de la pared auricular a nivel de la cara lateral de la aurícula en la región de la intersección entre las desembocaduras de las dos cavas.

Cresta terminal: es un relieve muscular vestigio de la incorporación del seno primitivo a la pared del atrio primitivo embrionario. Este accidente separa la pared lisa de la aurícula (posteromedial) donde desembocan las venas cavas, de una pared más trabeculada (anterolateral) con múltiples músculos pectíneos. Se origina en la parte superior y media del tabique interauricular, contornea el orificio de la vena cava superior y desciende a lo largo de la pared lateral y posterior hasta llegar a la altura del orificio de la vena cava inferior. Su reflejo en la superficie externa de la aurícula es el surco terminal.  

 

Figura 7. Detalle de la aurícula derecha en una disección enfocando los detalles resaltados (izquierda) y

esquema de la aurícula derecha en orientación similar (derecha) resaltando en la región superior un

detalle de la organización en pirámide truncada  utilizada

para la descripción de sus paredes.

 

 Fosa oval: vestigio de una comunicación interauricular necesaria durante la vida fetal, que queda cerrada tras el nacimiento por la válvula de la fosa oval. Aparece como una depresión a nivel del tabique interauricular, que por arriba, por detrás y por delante presenta un reborde conocido como anillo de Vieussens o limbo de la fosa oval. En el 75% de los individuos la válvula de la fosa oval cierra completamente la comunicación interauricular. Sin embargo, en el resto, puede existir una pequeña comunicación interauricular fisiológica que no tiene relevancia funcional. Se cierra debido a la mayor presión existente en la aurícula izquierda con respecto la aurícula derecha, aplicando la válvula sobre el limbo evitando el intercambio de sangre como se indica en este esquema en una visión sagital: vestigio de una comunicación interauricular necesaria durante la vida fetal que queda cerrada tras el nacimiento por la lvula de la fosa oval. Aparece como una depresión a nivel del tabique interauricular, que por arriba, por atrás y por delante presenta un reborde conocido como anillo de Vieussens o limbo de la fosa oval. En el 75% de los individuos la válvula de la fosa oval cierra completamente la comunicación interauricular. Sin embargo, en el resto, puede existir una pequeña comunicación interauricular fisiológica que no tiene relevancia funcional , debido a la mayor presión existente en la aurícula izquierda con respecto la aurícula derecha aplicando la válvula al limbo evitando el intercambio de sangre como se indica en este esquema en una visión sagital:

 

Figura 8. Esquema reflejando la estructura y el cierre de la Fosa oval, y detalle de la misma en la pared interauricular

vista desde la aurícula derecha. 

 

 

Triángulo de Koch: es un pequeño espacio triangular importante porque da referencia para el trazado del sistema de conducción del corazón (localización del nódulo auriculoventricular). Está limitado por detrás por el orificio del seno coronario, por delante por la valva septal de la tricúspide y por arriba por la banda del seno, un repliegue endocárdico formado por la presencia de una banda fibrosa denominada tendón de Todaro. Se dispone en el espesor del miocardio como la continuación de la comisura entre las válvulas de Thebesio y Eustaquio, para anclarse en el cuerpo fibroso central del corazón, relacionándose con el eje de los componentes auriculares del sistema de conducción.

 

 

            En cuanto a la aurícula izquierda (AI) podemos describirla con forma de saco alargado en la horizontal, adquiriendo esta disposición por la incorporación de las venas pulmonares a las paredes de la aurícula primitiva embrionaria. La AI presenta los siguientes relieves de interés en su superficie interna:

Orificios de las venas pulmonares: aparecen dos y a veces tres en la región derecha y dos en la región izquierda.

Orificio auriculoventricular izquierdo: en la cara anterior comunicando con el ventrículo izquierdo y apareciendo entre ambos la válvula mitral.

Válvula de la fosa oval: aparece en la pared medial como una zona ovalada en el tabique interauricular.

Comunicación con la orejuela izquierda: en la región lateral de la cavidad, conectando con el divertículo que constituye la orejuela izquierda. En la aurícula izquierda la pared de la orejuela es la única región trabeculada, con presencia de músculos pectíneos.

Figura 9. Esquema de una visión posterior de las aurículas con las venas cavas, venas pulmonares y el tronco

pulmonar con el cayado de la aorta seccionado asomando por encima

 

 

 

Licencia de Creative Commons