ARTICULACIONES DEL ANTEBRAZO

 

 

Articulación del codo.

Aunque morfológicamente es una articulación única realmente las superficies articulares reflejan tres articulaciones en una: la húmero-cubital que es del tipo troclear permitiendo las flexoextensiones; la radio-cubital proximal que es del tipo trocoide al completarse la superficie articular del cúbito (escotadura radial) con el ligamento anular, lo que permite rotaciones en los movimientos de pronación y supinación del brazo; y por último la húmero-radial, una enartrosis esférica que colabora en los movimientos descritos.

 

 

La cápsula articular rodea por completo la articulación, siendo más débil en las porciones anterior y posterior. Proximalmente se inserta siguiendo los bordes proximales de las fosas coronoidea y radial, rodea el cóndilo humeral en su margen externo manteniendo el epicóndilo lateral fuera de la articulación, se continua insertándose en la región media de la fosa olecraneana y por último contornea la tróclea humeral medialmente, manteniendo el epicóndilo medial fuera de la articulación. Distalmente la cápsula fibrosa se inserta muy próxima a la contorno del cartílago articular del cúbito salvo en la cara supero-externa del olécranon donde se aleja de 2 a 3 cm de este límite y en la región inferior de la apófisis coronoides, dejando dentro de la articulación el margen externo del olécranon y el pico del la coronoides. La cápsula continúa su inserción distal contorneando el radio a unos cinco milímetros de la cabeza radial.

 

 

La cápsula posee unos engrosamientos que limitan la separación-aproximación y la pronación-supinación:

- Ligamento colateral cubital: Presenta tres haces gruesos uno anterior y otro posterior, unidos por un haz oblícuo. El haz anterior es el más importante confiriendo estabilidad al codo. Se origina en el epicóndilo medial y se inserta en la apófisis coronoides en su región anterolateral. El haz posterior (ligamento de Bardinet) en abanico, es débil y se inserta desde el epicóndilo medial hasta la cara medial del olécranon. La banda transversa (ligamento de Cooper) se extiende entre la apófisis coronoides y el olécranon uniendo los extremos de la banda anterior y posterior.

 

 

- Ligamento colateral radial: También presenta tres haces que arrancan conjuntamente del epicóndilo lateral. El anterior se inserta en la región anterior de la escotadura radial cubital, en medio posteriormente a la escotadura radial y el posterior en el borde externo del olécranon.

 

 

- Ligamento cuadrado: potente refuerzo de la capsula fibrosa que se extiende desde el borde inferior de la escotadura radial hasta el cuello radial en su parte interna. Tiene forma cuadrilátera y colabora a limitar los movimientos de pronación y supinación.

 

 

La membrana sinovial tapiza la cápsula y toda la superficie ósea intracapsular no revestida de cartílago articular constituyendo tres recesos o fondos de saco, el fondo de saco anterior (a nivel de la fosa supratroclear), el fondo de saco posterior (a nivel de la fosa olecraneana) y el fondo de saco inferior con forma anular (a nivel de la porción intrarticular del cuello del radio). Se continúa a la articulación radioulnar proximal y forma un pliegue receso sacciforme, bajo el ligamento anular.

 

 

 

Articulaciones radiocubitales.

Son tres articulaciones entre radio y cúbito, una proximal, una intermedia y otra distal. La superior (integrada y descrita en la articulación del codo) y la inferior son sinoviales tipo trocoide y permiten los movimientos pronación y supinación.

 

Movimiento de pronación

 

Existe una radiocubital intermedia, articulación fibrosa del tipo sindesmosis, donde una membrana fibrosa o interósea se inserta entre el borde externo del cúbito y el borde interno del radio. Permite mantener unidos estos dos huesos, incrementa la superficie de inserción muscular en el brazo y funciona en la transmisión de cargas.

La articulación radiocubital distal presenta un disco (o en ocasiones menisco) articular intercalado horizontalmente en la articulación entre radio y cúbito, conocido como el ligamento triangular, que además supone el medio de unión más potente entre las extremidades inferiores de los dos huesos del brazo. Tiene forma triangular y está insertado en la cápsula articular por delante y por detrás, a nivel del surco que separa la apófisis estiloides de la cabeza del cúbito encontramos la inserción de su vértice y su base se inserta en el borde inferior de la escotadura cubital del radio. Este disco se relaciona proximalmente con la superficie articular de la cabeza del cúbito y distalmente con la superficie articular de semilunar y piramidal.

 

Licencia de Creative Commons