Músculos del antebrazo

 

 

 

Compartimento flexor: los músculos de este compartimento se distribuyen en cuatro planos que considerados de profundo a superficial son:

    Plano profundo. Únicamente incluye el pronador cuadrado músculo que cuyas fibras se extienden entre caras y bordes anteriores del extremo distal de  la diáfisis de radio y cúbito.

    Plano del flexor profundo de los dedos y flexor largo del pulgar.

    El flexor profundo de los dedos presenta su inserción de origen a nivel de tercio superior de la cara anterior e interna de la diáfisis cubital con algunas fibras de inserción a nivel de la membrana interósea y la apófisis coronoides. Desde aquí parte un potente vientre muscular que termina dividiéndose en cuatro tendones de inserción (tendones perforantes) que acaban anclándose en las falanges distales de los cuatro últimos dedos.

    El flexor largo del pulgar es un vientre muscular con su inserción de origen a nivel del tercio proximal de la diáfisis del radio en su cara anterior y que se continúa con un largo tendón que se inserta a nivel de la base de la última falange del primer dedo.

    Plano del flexor superficial de los dedos. El músculo flexor superficial de los dedos tiene dos cabezas de inserción ambas unidas por un haz fibromuscular.  La inserción de la cabeza húmero-cubital comprende el epicóndilo humeral medial, el ligamento colateral cubital del codo y la apófisis coronoides, y la inserción radial es a nivel de los dos tercios superiores de la cara anterior del radio. Ambas inserciones dan paso a un vientre muscular que se rápidamente se continua en un tendón que se abre en cuatro tendones (tendones perforados) que se abren en hojal antes de anclarse a nivel de los bordes de la segunda falange de los cuatro últimos dedos.

    Plano superficial que comprende los siguientes vientres musculares

    Pronador redondo: músculo con dos cabezas de origen, una humeral que parte del epicóndilo medial y otra cubital que se origina en la cresta del pronador de la apofisis coronoides. Ambas cabezas se unen formando una cinta muscular que atraviese oblicuamente hacia afuera y abajo en el tercio proximal del antebrazo para anclarse a nivel de la parte externa de la diáfisis radial.

    Flexor cubital del carpo: es el vientre más medial de los flexores superficiales. Su vientre muscular se origina en una cabeza humeral anclada a nivel del epicóndilo medial del húmero junto con el resto de los epicondíleos flexores y una cabeza cubital  que está insertada en olécranon y el borde interno de los dos tercios superiores de la diáfisis cubital. Desde estos anclajes ambas cabeza forman un haz alargado que a mitad de su trayecto se continúa con un tendón que termina anclándose a nivel del pisiforme en el carpo. Desde allí emite una expansión fibrosa pisimetacarpiana a la base del quinto metacarpiano y otra expansión pisiganchosa hasta el gancho del ganchoso. Igualmente un refuerzo fibroso forma el canal de Guyón junto con el retináculo flexor.

    Palmar largo: es un haz muscular inconstante que se ubica lateralmente al flexor cubital del carpo en la región más superficial del compartimento flexor del antebrazo. Desde su inserción de origen a nivel del epicóndilo medial del húmero en tendón común con los epicondíleos flexores superficiales forma una vientre muscular delgado y alargado que se continúa con una larga banda tendinosa que se ancla en el vértice proximal de la aponeuronesis palmar.

    Flexor radial del carpo: desde origen común con el palmar largo y flexor cubital del carpo en el epicóndilo medial forma un vienter muscular que rápidamente se continúa con un largo tendón que va a anclarse a nivel de la cara anterior de la base del segundo y tercer metatarsiano metatarsiano.

Compartimento radial lateral de los extensores: comprende cuatro músculos dispuestos en la celda radial del antebrazo que son (de profundo a superficial):

    Supinador: es un músculo con dos cabezas de origen, una cubital que se origina  en la cresta y superficie supinatoria del cúbito y otra humeral arrancando del epicóndilo lateral humeral, ligamento colateral radial del codo y ligamento anular. Estas dos cabezas se unen en un vientre que se enrrolla sobre el tercio proximal del radio anclándose a lo largo de todo su contorno posteroexterno.

    Extensor radial corto: vientre muscular con su inserción de origen a nivel de un tendón común con el resto de extensores que abarca el epicóndilo lateral, y ligamento colateral radial. Desde allí y tapado por el flexor largo y braquioradial desciende como una cinta muscular que termina anclándose a nivel de la base del tercer metatarsiano en su cara posterior.

    Extensor radial largo: vientre muscular con su inserción de origen a nivel de la cresta suparacondílea lateral del húmero y el tendón común con el resto de extensores en el epicóndilo lateral. Desde allí discurre entre el barquiorradial y el flexor radial corto para anclarse en la cara dorsal de la base del segundo metatarsiano.

    Braquioradial: es el músculo más superficial de este compartimento y se ancla a nivel de la cresta supracondílea del húmero formando un vientre muscular superficial que terminando anclándose en las proximidades de la apófisis estiloides del radio.

Compartimento extensor posterior: los músculos en este compartimento se organizan en se organiza en dos planos:

    Plano profundo que comprende los siguiente músculos:

    Separador largo del pulgar: sus inserciones de origen comprenden el tercio proximal de la cara posterior del cúbito, membrana interósea y cara posterior del radio y sus fibras se dirigen hacia abajo y hacia afuera para terminar en un tendón que se ancla a nivel de la base del primer metatarsiano en su contorno lateral.

    Extensor corto del pulgar: se ancla en la porción media de la diáfisis cubital y radial en su cara posterolateral y posteromedial medial y en la membrana interósea donde queda parcialmente tapizado por el separador largo. Se continúa con un vientre muscular cuyo tendón termina anclándose a nivel de la base de la falange proximal del pulgar en su cara dorsal.

    Extensor largo del pulgar: con inserciones de anclaje a nivel de la membrana interósea y diáfisis cubital en la cara dorsal. Desde este origen sus fibras se dirigen hacia afuera y abajo para continuarse con un tendón que en su trayecto por la muñeca emite fibras de anclaje a la cápsula articular. En su trayecto cruza dorsalmente los tendones de extensores radiales largo y corto y termina anclándose a nivel de la falange distal del primer dedo.

    Extensor propio del índice: se inserta en el tercio distal de la diáfisis cubital por debajo de la inserción del extensor largo y desde allí sus fibras confluyendo en un tendón que en el dorso de la mano se fusiona aproximadamente a nivel de la segunda falange con el tendón correspondiente al dedo índice del músculo extensor común de los dedos.

    Plano superficial con los siguientes musculos:

    Extensor de los dedos: es un vientre largo que se origina en en el epicóndilo lateral y desciende dividiendose en cuatro tendones que se anclan en la falange distal de los cuatro últimos dedos. Estos tendones mantienen conexiones intertendinosas de disposición variable a nivel de los metacarpianos y en el dorso de las falanges debido a inserciones derivadas de los músculos interóseos y lumbricales se forma una expansión fibrosa extensora de gran relevancia en la dinámica funcional.

    Extensor del meñique: se dispone medialmente respecto al extensor de los dedos y presenta su inserción de origen en el epicóndilo lateral con el tendón común de inserción de los extensores y desciende para continuarse con un tendón que se asocia a asocia con el complejo tendinoso del extensor de los dedos a nivel del quinto metacarpiano dorso de la mano.

    Ancóneo: es un músculo corto que se origina en el epicóndilo lateral y se dirige afuera y abajo para anclarse en el borde lateral del olécranon y extremo superior de cara posterior del cúbito.

 

Licencia de Creative Commons