VAINAS FIBROSAS Y SINOVIALES ASOCIADAS A LOS TENDONES DE LOS MÚSCULOS FLEXORES Y EXTENSORES DE LA MANO Y LOS DEDOS

 

    Los tendones que desde el antebrazo se se dirigen a la muñeca y los dedos se encuentran aplicados sobre la superficie ósea mediante unas vainas fibrosas dispuestas a modo de puente por encima de ellos, lo que evita que en la contracción de los músculos éstos pierdan su posición. Complementando este dispositivo aparecen asociados a los tendones unas vainas sinoviales que facilitan el deslizamiento.

    Vainas fibrosas y sinoviales de los músculos flexores:

    El retináculo flexor es una banda fibrosa que se extiende desde los tubérculos del escafoides y del trapecio hasta el pisiforme y el gancho del ganchoso. Este puente fibroso que convierte el surco carpiano en un tunel sujeta los tendones de los músculos flexores del antebrazo. Extensiones fibrosas desde el retináculo flexor hacia la cara ventral del hueso grande trapecio y escafoides compartimentaliza el tunel carpiano de modo que el tendón del músculo flexor radial del carpo presenta su propio compartimento osteofibroso. El otro compartimento (más medial) en el que queda dividido el tunel carpiano es atravesado por el nervio mediano y por los tendones del flexor superficial y el flexor profundo de los dedos y el flexor largo del pulgar. Adicionalmente un refuerzo fibroso constituido por fibras que divergen desde la inserción del flexor  cubital del carpo forma junto con el retináculo flexor el canal de Guyón por el que discurren la arteria y el nervio cubital.

    A nivel de las falanges en su cara ventral existen las vainas fibrosas de los dedos a modo de láminas curvadas que se extienden desde el margen lateral de las falanges hasta el margen medial, mucho más adelgazadas a nivel de las articulaciones. Estas vainas mantienen aplicadas sobre la superficie ósea a los tendones del flexor profundo y superficial de los dedos así como al flexor largo del pulgar.

    Las vainas sinoviales ventrales se disponen en los tendones flexores tanto a nivel del carpo (vainas tendinosas palmares) como a nivel de los dedos (vainas tendinosas digitales). Existe una única vaina que se acopla a los tendones del flexor profundo y superficial de los dedo y que sin solución de continuidad se extiende englobando también a la vaina digital del meñique. Es la vaina tendinosa común de los flexores. Independientemente aparece la vaina tendinosa del flexor largo del pulgar que ocupa todo el trayecto del tendón desde el carpo hasta la última falange del pulgar sin solución de continuidad. Existe también la vaina tendinosa del flexor radial del carpo tendón que como hemos mencionado ocupa un compartimento lateral en el tunel carpiano independiente y cuya vaina sinovial tapiza su trayecto terminal por la muñeca y la mano. Finalmente segundo, tercer y cuarto dedo tienen sus propias vainas digitales palmares que se extienden desde la región de la articulación metacarpofalángica hasta la base de la falange distal.

     Vainas fibrosas y sinoviales de los músculos extensores:

    Las vainas sinoviales dorsales aparecen sólo a nivel de la muñeca. Las vainas tendinosas dorsales del carpo se disponen asociadas a los tendones extensores en número de seis extendiéndose un través de dedo por encima y por debajo del retináculo extensor.

 

Licencia de Creative Commons