Es uno de los pocos edificios neoclásicos de Cantabria. Presenta una planta casi cuadrada, cubierta por una gran cúpula y un gran pórtico tetrástilo de orden toscano. El interior conserva retablos y monumentos funerarios de la época.
Lugar:
  Salarzón
Periodo:
  Neoclásico
Fecha:
  1819
Autor:
  Anónimo